Tenga en cuenta que: Para poder disfrutar plenamente de todas las funciones de este sitio web se necesitan Flash y JavaScript. Asegúrese de que Flash y JavaScript están activados en las opciones de su navegador. Para descargarse la versión actual del plug-in de Flash, haga click aquí.



Nuestra agencia y su historia

Bienvenidos a Romera Hnos.

Romera Hnos S.A., concesionario oficial Volkswagen, como referente regional N°1 le da la bienvenida a su sitio web.

Una empresa fundada en 1926, con más de 9 décadas de trayectoria comercial le brindan a usted toda la confianza y seguridad a la hora de adquirir un vehículo 0 km, o usado de comprobada calidad. Excelente servicio certificado con Normas ISO-9001, atención post-venta con la más alta y capacitada mano de obra ayudada por tecnología de última generación. Abrimos nuestras puertas para usted en las sucursales de: Balcarce (casa central), Mar del Plata, Tandil y Necochea.

Historia

A comienzos de siglo (1900 d.c) unidos por el amor y desde aquel lugar de origen Andalucía (España) José Romera y su señora Araceli Pelegrina decidieron emprender el viaje de sus vidas. Comenzaron en este una familia que se forjo con el tiempo y que se fue capitalizado a través de los hijos, un lugar elegido para vivir en el mundo y escribir su propia historia.

Los años fueron pasando, mientras tanto Don José, trabajaba la tierra sustento económico para su próximo emprendimiento y sueño de un mundo mejor junto con su amada Araceli. Obtenido los recursos y en camino a su destino final, llegaron en una primera instancia a Brasil, donde nacieron sus primeros 4 hijos, y en aquella tierra dejarían no solo el sudor si no también lagrimas, ya que allí, uno de sus hijos habría muerto a temprana edad. Aquellos Jóvenes, Don José Romera y Aracéli Pelegrina iniciaron la epopeya. Los frutos fueron sus hijos que llenaron sus vidas de ilusiones y que con el tiempo se transformarían en esperanza. Esfuerzo, mucho sacrificio, cumpliendo de la palabra, visión de futuro y la familia unida, lograron establecer bases sólidas para su reciente y final destino: Balcarce, Provincia de Buenos Aires. Ese lugar que los viera nacer como una gran familia trabajadora y luchadora, testigo del espíritu de aquellos Andaluces enamorados llevaban dentro de su alma. Emprendedores, visionarios, curiosos, preocupados por aprender, creativos y muy dinámicos, se fueron formando a un mundo nuevo que nacía, nuevas tecnologías, la transición entre los medios de transporte a sangre y los medios automotrices, la energía eléctrica y las comunicaciones que hacían sus primeros pasos, el cine mudo, los grandes cambios políticos y económicos, marcarían la época y fueron el marco para que se formara: Romera Hnos... 1° generación.

Así fue que Juan, Andrés, Salvador y José fueron los socios fundadores junto con sus hermanos menores Manuel, Ramón y Francisco que aportaban toda su juvenil fuerza de trabajo para mas tarde, una vez mayores de edad, formar parte de esta sociedad. El designio de don José que repetía incansablemente: frase del Martín Fierro, sí entre hermanos se pelea los devoran los de afuera... esa es la ley primera, y así siempre fue. Unidos, los mayores dando lugar y espacio a los que vinieron detrás, sin egoísmo y siempre con espíritu de crecimiento y expansión. Al llegar el año 1926, el hermano mayor Juan Romera manejada ya los destinos de la Studebaker en Balcarce y como socio de aquella empresa que conducía el Sr. Viggiano. También participaba en carreras de la época, con la ambición de hacerse conocido para así aportar un mayor renombre a la reciente empresa fundada. Lamentablemente el destino juega una mala pasada, truncando sus ambiciones de futuro. Pierde la vida a la edad de 21 años como producto del vuelco del automóvil de carrera con el cual participaba en una de estas competencias (paraje Vivorata)

El sufrimiento y la perdida marcaron profundamente. Lejos de deprimir los ideales de crecimiento, el hecho redoblo los esfuerzos de lograr cumplir los objetivos en memoria del joven entusiasta. El mensaje que habría dejado aquel eximio mecánico, hombre de bien (hermano que permaneció eternamente en el corazón de toda la familia) seguir adelante con la idea de independizarse y formar una empresa para sí y para los demás. Quien toma como bandera aquella idea seria Andrés Romera, ese mismo año y con el impulso de un pueblo consternado por la noticia, se toma la decisión de dar por finalizados los tiempos de sociedad con don Vigiano, y comienza Romera Hnos.

Con mucha pasión por lo que hacían, transparencia comercial, conciencia social, cumpliendo con lo prometido, principal valor de herencia generacional. Aquellos años no fueron fáciles, la dependencia industrial y comercial de nuestro país para con el reino unido casi en forma unilateral, la crisis internacional del año 30 después de la primera guerra mundial, la caída de la bolsa en Estados Unidos y las consecuencias financieras, arrojaron como resultado la desaparición de mercados compradores de nuestros productos agrícolas, cierre de importación, la falta de productos manufacturados y el desabastecimiento. Cae el gobierno de Irigoyen y sus consecuencias suman mas a las ya mencionadas. Tales circunstancias hicieron que prevalecieran el ingenio y la creatividad, dando lugar a las habilidades personales de su conjunto, siendo esta moneda de cambio. Ejemplo de ello fue que en el año 1930, Manuel Romera, fabrica su propio auto, con el aporte de la familia (los ahorros de don José) una Baquet similar a la de Carlini (Corredor de la época), con mecánica Rugby de 1925, con la ayuda de uno de sus hermanos, Ramón Romera, aquellos actores tenían tan solo 14 años (Manuel) y 12 (Ramón).

Así llegaron los años 1935 y con la expansión económica y comercial de los países potencia que emergían de tan profunda crisis, la sociedad Romera, toma la representación de los productos Dodge Brother de Chrysler. Convencidos que la calidad y la avanzada tecnología de la marca, ayudarían y darían la posibilidad de crecimiento y desarrollo comercial que venían persiguiendo. Pasaron los años, con mucho trabajo y la inclusión de otros rubros como la venta de maquinas Agrícolas y Tractores (Case, Deutz-Fahr), fueron asentando un nombre que se convertiría a lo largo del tiempo, en una marca, sello de prestigio y responsabilidad en los negocios, basados en el cumplimiento estricto de la palabra y que hoy forma parte de los valores más importantes que avalan la trayectoria.

Expandirse era la visión, y así fue que no se limitaron solo al comercio en su ciudad natal, si no que siempre fueron reconocidos como lo son hoy. Empiezan a incorporar a la 2° generación, Jorge Andrés, hijo de Don Andrés Romera (Fundador) el mayor, luego serian Hector, Juan Manuel, Ricardo, Julio y Juan José.

Muchos años defendiendo una marca en una región que por momentos hacia difícil la subsistencia, la dependencia de un monocultivo (la papa) generaba grandes movimientos cuando el mismo valía, y cuando la producción era desmedida al consumo, su precio era tan bajo, que terminaba siendo alimento para los porcinos, en cambio los hacendados, eran más estables pero mucho más medidos en los gastos, y su periodo de recupero también mas largo... Se descubren nuevas reservas de petróleo y Gas natural bajo la dirección del General Mosconi. Servicios que comienzan a ser comunes en los pueblos y siendo estos recurso de progreso. Fue cambiando la cultura, nuevas tecnologías para el campo( INTA ) y mercados ( importación) que se habrían, dando posibilidades a todo aquel que se capacitaba, invertía su tiempo y todo lo que ganaba en pos de ideas y emprendimiéntos. Pocos años antes del 60, Fevre y Basset, importadora de los productos chrysler (Norte-Americanos), también trajo al país los primeros Volkswagen Escarabajo y la Comby de origen Alemán en este momento se produce el primer contacto de la empresa Romera con esta importante marca que con el tiempo se convertiría en líder a nivel mundial. Estos vehículos marcaron un hito en el mundo entero (el fin de la 2° guerra y un plan de reconstrucción de una Europa devastada, Alemania comienza a surgir, con una industria que vuelve a ser fuerte y poderosa, que con el paso del tiempo ira buscando nuevos horizontes fuera de sus horizontes).

Durante los años 60' y 70' Romera Hnos. se consolida como una empresa dedicada a la venta de vehículos tanto 0km en las líneas medianas chicas como el Dodge 1500, también el Dodge Polara, Dodge Coronado, Dodge GT y la coupé Dodge GTX y RT, también la línea de Pick-up (Nafta y Diesel) y camiones con la denominación D-P 400, 500, 600, 800 y el D-D 1000, como así también se comercializa en forma mas acentuada unidades usadas de selecta calidad y de todas las marcas que en ese momento lideraban el mercado (Ford, Chevrolet, Peugeot y Fiat entre otras)Estos últimos años fueron de transición para la marca y para Romera.

Adaptarse y tomar la decisión de los tiempos que vendrían. Se discontinuó la producción de casi toda los modelos que ofrecía la marca, quedando solo el Dodge 1500,transformado luego en el VW 1500 fabricado por Volkswagen Argentina. Comienzan los años 80 con importantes movimientos políticos, económicos. Volkswagen de Argentina compra la casi desaparecida red de concesionarios Dodge haciéndose cargo de un gran desafío y compromiso, en un momento en donde la mayoría abandonaba el país Volkswagen invierte y cree a pesar de los pronósticos negativos que circulan los aires.

El crédito, motor de la economía de un país y por ende de la industria automotriz, aparecía y desaparecía, con altas tasas de interés o directamente sin esa posibilidad, motivado por el proceso de inflación que luego diera lugar a la híper inflación. Allí todos perdimos, y las multinacionales habían comenzado a retirarse del mercado.

Ultima década del siglo XX y un nuevo gobierno democrático, trajo el uno a uno, momentos de confianza e inversión, los que antes se habían ido, volvieron y se sumaron mas oportunidades, pero no tardaríamos mucho en darnos cuentan que tal paridad cambiaría, no podía mantenerse en el tiempo, un crecimiento que no había sido real y los síntomas de una economía que no era sustentable en el tiempo, el mundo giraba por la tecnología y esa era la onda, Argentina no era país exportador de tecnología y no había interés de los merados mundiales. Vino entonces el plan canje, para los que estábamos de este lado, fue un poco de aire fresco que dio un respiro de vida.

Volkswagen y Ford, entre los años 89 y 96, formaron Autolatina, por la falta de un horizonte claro, y la intención de ambas marcas de permanecer, Ford Motors Argentina y Volkswagen Argentina, comenzaron un camino que los llevaría a compartir el predio de Gral. Pacheco, donde se estableció el lugar físico y donde viviría el nuevo matrimonio.

Después de lograr éxitos parciales, como el Galaxy (un producto de Volkswagen) fabricado por Autolatina, pero con el ovalo de Ford, deciden hacer el Orion y el Pointer, el 1° para Ford, era un auto con cola por su parte el Pointer un auto similar al anterior pero sin cola, hizo la punta y posiciono a Volkswagen como numero uno. La sociedad autolatina no sobreviviría, la red de concesionarios quedo dividida y Volkswagen quedó con 150 representantes, algunos siguieron con bimarca y que luego de un tiempo producto de la recesión imperante en aquellos tiempos termina definitivamente abriendo aguas entre las dos marcas para un mismo representante, oportunidad en la cual Romera con un gran esfuerzo económico y con capitales propios adquiera la representación de la marca Volkswagen el la ciudad de Necochea ( año 1997) primera sucursal oficial de la firma y el comienzo definitivo de la expansión de la empresa.

Poco tiempo después surgiría similar oportunidad en la ciudad de Tandil año (1998) donde Romera adquiere la representación abriendo una nueva y segunda sucursal.
Un año mas tarde, luego de una escandalosa situación, Volkswagen queda sin representantes oficiales en la ciudad de Mar del Plata habriendose y concretándose la oportunidad de ocupar ese lugar esperado y deseado por Romera compartido con otro representante entre los años 1999-2001, en este ultimo año surge una nueva crisis institucional, quedaron solo 63 concesionarios Volkswagen y Romera se mantiene en pie como único representante VW en la zona. Durante el periodo 2000-2004 se toma la representación de la marca Seat como concesionario oficial puesto que pertenece al grupo económico VW a nivel mundial y nacional. La marca ofrece vehículos de excelentes cualidades y a un precio muy acomodado para el tipo de cambio imperante en esos momentos. La crisis del 2001 y el final definitivo de la convertibilidad 1 peso 1 dólar hizo imposible mantener en un mercado competitivo los productos de esta marca Europea cuyos valores eran referenciados en Euros, razón por la cual la disponibilidad de los modelos de la marca son cada vez menores cuando su valor aumenta al ritmo de la devaluación de la moneda nacional, esto lleva a renunciar a la representación y transformar la sucursal Seat en una nueva Volkswagen, contando así con dos sucursales VW en una misma ciudad en diferentes sectores comerciales.

Así fue que Romera Hnos. Ya conducido por la 2° generación, desde Balcarce, ciudad donde se ubica la casa central y administrativa de la empresa, y las oportunidades en épocas de crisis, la falta de representantes en las distintas ciudades de la región, definidos por un momento económico particular, las malas administraciones de quienes representaron la marca, dejaron a parte de muchos problemas una imagen negativa que habría que levantar. Así fue que, la casa matriz de Volkswagen Argentina, nos dio esa tarea, que no fue cosa fácil. El desa fío en la región fue asumido por Romera, primero en Necochea, luego seria Tandil y casi a la par Mar del Plata.
Aquí seria el punto de inflexión y la apuesta más grande de la empresa. A mas de 85 años de aquel desafío emprendido por los hermanos Romera, mucho trabajo, mas visión de negocio, la continuidad de una tarea en permanente crecimiento, la incorporación de la 3° generación: Juan Martin, Diego Manuel, Leandro, Maria Florencia y mucha sangre joven que se perfecciona, aprendiendo a aprender, capacitandose dia a dia... Actualmente Romera Hnos. cuenta con una planta permanente de mas de 150 colaboradores en los sectores de administración, ventas, post-venta y servicio técnico, brindando todo su desenvolvimiento en los mas de 20.000 metros cuadrados de superficie cubiertos entre sus 5 sucursales.

Nos esmeramos día a día en mantener y mejorar la calidad y los postulados que históricamente han definido nuestra empresa. Permanentemente incorporamos nuevas tecnologías, capacidades bajo una continua actualización y adaptación de nuestras instalaciones según los requerimientos de los momentos que se vivan para poder ofrecer lo ultimo, mejor y más cómodo a nuestros clientes y amigos.

¡Romera Hnos siempre está!
Gracias por confiar en nuestra empresa.